El señor Andrés David Pineda padre del menor, manifestó que su hijo se agravó y le dio peritonitis, debido a que esperaron más de seis horas por el diagnóstico y la remisión con un cirujano pediatra. Aseguró que en ninguna de las clínicas de la red de servicios de la entidad tenían especialistas para la intervención y que solo en el Hospital San Juan de Dios fue atendido por urgencias. Andrés David dijo que es triste que el personal médico de Medimás tenga la voluntad de entregar un buen servicio y atender a los pacientes de manera efectiva, sin que exista un apoyo administrativo por parte de los dueños de la EPS. El niño se encuentra fuera de peligro en el centro hospitalario.