La víctima fue identificada como Juliana María Escobar de 22 años, y fue hallada por sus propios familiares sin signos vitales en un cafetal de la vereda la Violeta de esta capital el pasado 22 de junio. Según explicó el Comandante de la Policía Metropolitana de Manizales, Coronel Jorge Alberto Jaramillo, la mujer había salido en la tarde del día antes de ser encontrada, a alimentar a unos perros que tenía como mascotas en su vivienda, pero nunca regresó; sin embargo sus familiares no habían puesto denuncio. “La familia y unos amigos decidieron salir a buscarla, y hallaron el cadáver con algunos signos de violencia; inicialmente se pensó que se había golpeado la cabeza, pero según las investigaciones, se determinó que tenía un orificio causado por arma de fuego y que aparentemente le dispararon a corta distancia; sin embargo Medicina Legal será quien determine lo que ocurrió”. Manifestó el coronel Jaramillo. Las autoridades manejan algunas hipótesis que tendrían que ver con una relación sentimental o producto de una deuda o problema personal; por el momento se inició la investigación formal para dar con el autor material del hecho.