Cargando contenido

Por el incumplimiento en los pagos de la Nueva EPS con el  hospital San Pedro y San Pablo de la Virginia, los usuarios están en riesgo de que les suspendan los servicios. 

"Si el próximo 15 de julio La Nueva EPS no paga los 300 millones de pesos que le adeuda al principal centro asistencial de La Virginia, se verán afectados 2.445 usuarios, a quienes les suspenderán los servicios, quedando sólo habilitado urgencias", aseguró Olga Lucía Zuluaga,  presidenta ejecutiva de la Asociación de Hospitales de Risaralda.

Explicó Zuluaga que igual suerte pueden correr los demás hospitales del departamento, pues La Nueva EPS tiene deudas con toda la red publica de Risaralda.