Cargando contenido

Una joven venezolana ha estado en tres departamentos y ahora viajó a Bogotá, buscando el sueño de jugar en un equipo profesional del fútbol colombiano.

La crisis en el vecino país llevó a Diveana Yesika Rojas Bolívar a dejar a toda su familia y al equipo al que pertenecía, para no dejar morir su carrera y lograr encontrar en Colombia un equipo que la acoja y valore su talento. Hasta hoy ya ha recorrido Medellín, Pereira y la capital quindiana, sin encontrar mucha suerte.

Yeka como es conocida, manifestó que en Venezuela el deporte no recibe mucho apoyo y que los fichajes internacionales son mínimos. Expresó que en Bogotá ya tiene una opción de jugar en un equipo semiprofesional, donde espera que sea reclutada por una organización de mayor nivel.

Con pocos recursos y el poco dinero que ha recogido producto de la venta de empanadas, Yesika espera dejar el nombre de su país en alto jugando fútbol a nivel profesional en Colombia.