Cargando contenido

Foto: AFP



El Presidente de la República ordenó ayer la suspensión temporal de las negociaciones con el ELN, luego de que este grupo guerrillero atacó un puesto de seguridad y dinamitó un oleoducto en Arauca.

Eisenhoward Dejanón Zapata, miembro de la Mesa Nacional de Víctimas en Risaralda, aseguró que en este momento el Presidente de la República, Juan Manual Santos, se encuentra realizando un análisis con su equipo negociador para establecer si darle continuidad o no al proceso de paz, pese a que se retomaron las hostilidades.

De acuerdo con el representante de las víctimas, si se determina que el proceso de paz con el ELN no se puede recomponer, lo que le resta al Estado es combatir a este grupo guerrillero con toda su capacidad operativa.



Por su parte, el Obispo de la Diócesis de Pereira, aseguró que pese a la situación que se presenta hoy con la guerrilla del ELN, la Iglesia Católica no pierde la esperanza de que se reaunuden los diálogos y llegue a feliz término el proceso de paz.

"Es muy preocupante para el país que se haya levantado el cese al fuego con el ELN, con el agravante de que este grupo guerrillero haya despertado al país ayer con un ataque terrorista, sin embargo tenemos fe y no perdemos la esperanza de ver a Colombia en paz", aseguró Monseñor Rigoberto Corredor, Obispo de la Diócesis de Pereira.