La Cárder incautó en una finca localizada en el sector de la Gramínea, zona rural de Pereira, varios animales silvestres que se encontraban en cautiverio.

Leandro Jaramillo Rivera, Director de la Cárder, aseguró que la Policía ambiental conoció el caso y la autoridad ambiental comenzó a realizar los requerimientos legales a los dueños y luego de cuatro meses accedieron a entregarlos voluntariamente.

La guacamaya gonzada, las cuatro loras de frente amarilla, la cotorra maicera y el mono maicero, serán sometidos a rigurosos exámenes médicos para valorar las condiciones de salud en las que llegan al hogar de paso.

Jaramillo Rivera, Director de la entidad, señaló que continuará el proceso sancionatorio en contra de la persona que tenía los animales bajo su custodia, el cual podría ir desde cumplir con un servicio social para el cuidado de la fauna silvestre, hasta una multa pecuniaria.