El Ejército Nacional pidió disculpas a los familiares y a la comunidad indígena a la que pertenecía el líder Eleazar Tequia Bitucay, quien perdió la vida durante una protesta en la vía Quibdó-Medellín, el pasado 26 de enero.

El general Mauricio Moreno, de la Décima Brigada del Ejército con sede en Quibdó, consideró que está muerte jamás debió ocurrir. (Lea aquí: Investigan las confusas circunstancias de una operación militar contra el ELN en Chocó)

“Elías Herrera es un guerrero como nosotros", manifestó el oficial durante la ceremonia de las disculpas públicas.

Recordó que las tropas del Ejército y las autoridades indígenas han estado en diferentes espacios trabajando de la mano, para defender intereses comunes como el comercio de la capital de Chocó.

"Esta situación no tiene explicación lógica yo no puedo decirles ahora que habría una forma de restituir una vida tan importante como la de un líder que fue nuestro guardia mayor", señaló el general Moreno.