Cargando contenido

El pasado sábado 24 reclusos de La Modelo fallecieron tras un amotinamiento.

LA PICOTA
Cárcel La Picota de Bogotá.
Colprensa

Tras los amotinamientos registrados en varias cárceles del país en la noche del pasado sábado y que dejaron un saldo trágico de 24 muertos y más de 80 personas heridas, el el Ministerio de Justicia y el Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec) declararon la emergencia carcelaria.  

Asimismo, la Procuraduría abrió investigación disciplinaria preliminar por los hechos ocurridos específicamente en la cárcel La Modelo, en donde se registraron los fallecimientos y los heridos. Según se pudo conocer, la Procuraduría pretende determinar si hubo o no exceso de la fuerza por parte de los guardias del Inpec para evitar fugas durante la revuelta.  

Le puede interesar: Emergencia sanitaria en la cárcel de San Andrés por falta de baños

Estos disturbios estarían relacionados con el temor y crisis que se vive al interior de las cárceles por la pandemia de coronavirus COVID-19.  

Por su parte, el general Nolberto Mújica, director del Inpec, conversó con La FM, y explicó que en total fueron 17 los centros penitenciaros que intentaron amotinarse y realizar una fuga masiva, pero que gracias a la acción de los custodios se pudo evitar. “Tenemos 21 uniformados lesionados a nivel nacional, quienes han venido trabajando y garantizando que en el sistema carcelario se logre realmente generar la tranquilad, y es así como hemos logrado que hasta el momento no se presente ningún caso de coronavirus entre los presos”. 

Al cuestionarle al director sobre la manera en los presos se comunican entre sí de una cárcel a otra, este manifestó estar al tanto de que los privados de libertad sí tienes teléfonos celulares. “Yo no voy a desconocer ciertas falencias que tienen nuestras cárceles, y estas comunicaciones se logra a través de las diferentes redes sociales para generar una situación sistemática”. 

Las operaciones masivas de requisa que veníamos haciendo tuvimos que reducirlas en las últimas semanas teniendo en cuenta la situación de la pandemia, ya que nos tocó tomar otras medidas muy diferentes de cara de poder garantizar la salud y la vida a los privados de la libertad para evitar el contagio. Estamos frente a un tema de corrupción en términos de las personas que ingresas a los establecimientos carcelarios. Esto no debería estar pasando, pero poco a poco garantizaremos no vuelva a ocurrir”, aseguró el directivo.  

Le también: Coronavirus se acelera en EE.UU. y empieza a convertirse en foco de la pandemia

El general Mújica también aclaró que efectivamente ellos tuvieron conocimiento con anticipación de los planes que estaban coordinando los prisioneros, y que por tal razón lograron canalizar acciones para evitar un mayor número de afectados. “Se tomaron medidas en coordinación con la Policía Nacional y con el Ejército para que ellos nos colaborarán con anillos de seguridad para que no se presentaran fugas masivas. Seguiremos tomando medidas. Seguiremos trabajando para que los privados de libertad entiendan que estamos trabajando para que no resulten contagiados”. 

El director del Inpec de igual manera ofreció cifras en cuanto al hacinamiento que se presenta en el país, y explicó que hoy en día hay una población carcelaria de 123 mil reclusos, y solo cuentan con una capacidad de más de 80 mil cupos, lo que se traduce en una aglomeración del 53%. “El número de condenados en Colombia es de 83 mil, el resto son sindicados o imputados, pero en otras oportunidades hemos alcanzado el 55% de hacinamiento. Llevamos más de once años donde no hemos crecido en cupos carcelarios; es por ello que ya junto con el presidente y la ministra de justicia, tenemos todo un cronograma para aumentar en los próximos tres años la cantidad de cupos”, finalizó.  

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido