Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Personera de Bogotá
Personería de Bogotá

En un lío judicial se encuentra envuelta la personera Distrital de Bogotá, Carmen Teresa Castañeda, luego de que despidiera en agosto de 2016, al entonces personero delegado Eduardo José Herazo, ya que según la funcionaria, los cargos directivos son de libre nombramiento y remoción.   

El funcionario de 61 años, quien devengaba un salario cercano a los 18 millones de pesos mensuales, impuso una acción de tutela alegando que se encontraba en la calidad de prepensionado y por tanto no podía ser despedido.

Acutalmente la ley ordena que las personas que están dentro de los 3 años previos a su pensión deben ser mantenidos en sus cargos. 

Según Castañeda, Herazo no tenía condición de prepensionado puesto que estaba en un fondo privado de pensiones, los cuales se rigen por un sistema de ahorro individual, y por lo tanto ya se podía pensionar.  

"Él ya contaba con esos requisitos y pues nosotros hicimos todas las averiguaciones para no cometer ningún atropello y llegamos a la conclusión de que como ya tenía un ahorro individual, ya se podía pensionar y por eso tomamos esa decisión (removerlo del cargo)", afirmó Castañeda.  

Herazo ejercía el cargo de personero delegado para asuntos penales, el cual pertenece al nivel directivo y según Castañeda, estos son de libre nombramiento y remoción; además señala que el funcionario no le generaba confianza.  

"Son cargos de confianza y cercanía, es el equipo con el que uno va a desarrollar toda su plataforma estratégica y yo al señor Herazo no lo conocía, de acuerdo a la gestión de empalme que hicimos no teníamos buenas referencias laborales de él, tenía más de 62 mil represamientos de archivos que habían expedido en la Fiscalía, el atraso era grande y no me daba garantías para tenerlo en el cargo", aseguró la Personera.  

Ante esto, Herazo presentó una tutela solicitando el amparo al mínimo vital y a su condición de prepensionado, luego de esto un juez determinó en primera instancia que la solicitud era improcedente y por tanto la negó, ya que el funcionario posee bienes por un valor superior a los 750 millones de pesos.  

En una segunda instancia, otro juez dijo que no aceptaba la orden anterior y decidió la restitución en el cargo de Herazo, luego de que el funcionario presentara una actualización pensional de Colpensiones.  

La Personera Distrital manifestó que ellos tenían el 'dato cierto' de que Herazo estaba en el fondo de pesiones 'Protección' y que el juez no practicó una prueba para verificar la veracidad de dicha actualización pensional.  

"Hemos denunciado al juez por prevaricato, próximamente tenemos audiencias ante la Fiscalía General de la Nación y los Juzgados de Control de Garantías, también presentamos una tutela contra el incidente de desacato (...) yo ya cumplí una sanción de un primer desacato y el juez de manera arbitraria me impone 30 días de arresto domiciliario sin que se me respete el derecho a la defensa".  

La funcionaria también indicó que está decidida a llevar el caso hasta la Corte Constitucional

"Yo voy a cumplir la orden judicial del órgano de cierre que es la Corte Constitucional, que específicamente ha dicho que los funcionarios que tengan la calidad de directivos no pueden ser reintegrados vía tutela, así aleguen la condición de prepensionados que es lo que no ha querido entender el juez, y se lo hemos dicho en los diferentes incidentes de desacato."  

Según la Personera, si Herazo se pensiona actualmente a través del fondo privado devengará cerca de un salario mínimo y medio, una cifra lejana a los 18 millones de pesos que devengaba en el cargo directivo. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.