El presidente Juan Manuel Santos dijo que los problemas con el contratista de la obra del túnel de La Línea ya están siendo superados y si todo avanza bien, la vía iniciará su funcionamiento en dos años. Santos confirmó que esta fue una decisión del Consejo de Ministros, que a través de un documento conpes definió las inversiones que se necesitan para finalizar la obra. “Otro documento tiene que ver con aclarar cuáles son las inversiones que se necesitan para que el proyecto del túnel de la línea que se inició en el año 2009 se convierta en una realidad y comience a operar en dos años, es decir, en el segundo semestre del año 2017”, señaló. “Las obras deben estar terminadas en diciembre de 2016 y se requieren unos trabajos adicionales para que el túnel propiamente dicho comience a funcionar a mediados o finales del 2017”, añadió. Dijo que el proyecto ahora sí va en la dirección correcta y el contratista ha venido cumpliendo con los plazos que fueron fijados por el Gobierno. “Todos estos estudios había que hacerlos por los imprevistos y riesgos geológicos y riesgos de tasa de cambio, muchos de los cuales no se habían hecho cuando se firmó esta obra y por eso se ha demorado tanto”, sostuvo. Según el Jefe de Estado, la obra del túnel de La Línea fortalecerá la competitividad de todo el país.