Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Ellos tienen de 12 a 17 hijos y lideran el top de las familias más numerosas de Colombia

Son, en efecto, cuatro familias numerosas que han sido abordadas por RCN La Radio. Según la Ley 1361 del 2009, de protección integral de la familia, aquellos hogares donde el mismo papá y mamá tengan más de tres hijos se les considera familias numerosas.

La primera es la conformada por Jamir Mendoza, conocido como El Pellejo, y Luz Eneida Torres, ellos viven en Moñitos, departamento de Córdoba, tuvieron 17 hijos. Cuando llegó la niña, por fin, después de 10 varones, se armó tremenda fiesta.

Jamir Mendoza vende limones, mangos, guanábanas y con los 25 mil pesos que gana diariamente logra alimentar a 14 de los 17 hijos que aún viven con él.

"Vivo mi vida relajadamente, porque si me pongo a pensar ¿Para qué pensarlo ya? (…) ¿Lo difícil? Pues cuando me viene el estudio de los pelados, pues hay que comprar los útiles escolares y en enero no tengo la plata para eso", afirmó Jamir.

Según el censo del DANE, que mide hogares (número de personas en una sola vivienda), los más numerosos están en la Costa Caribe (La Guajira y Córdoba), Chocó, Vaupés, Vichada y Amazonas.

Numerosas en el campo y en los indígenas

Otra familia que tiene 17 hijos la conforman los campesinos Efraín Santisteban y Rosalba Niño, quienes viven en Jericó, Boyacá.

Rosalba, en diálogo con RCN, explicó porqué decidió tener tantos hijos: "Hmmm, no sé por qué. No me mandé a hacer nada, ni planifiqué. Antes a uno no le explicaban nada, ahora sí. Mi último hijo nació en Duitama y allí me operaron", contó la mujer de 43 años.

Efraín y Rosalba siembran papa y cebolla para alimentar a 9 de los 17 hijos que todavía viven con ellos.

En el sector agrario han sido tradicionales las familias numerosas, porque los hijos "venían con el pan bajo el brazo", en el sentido de que eran mano de obra para la finca. "Mientras en el campo el niño es fuerza de trabajo, en las ciudades es sinónimo de consumo y gastos", afirmó Yolanda Puyana, investigadora de la Escuela de Estudios de Género de la Universidad Nacional.

La tercera familia numerosa consultada por RCN tiene 13 hijos y son los indígenas emberas Olea Dumaza. Ellos viven en Lloró, Chocó, en una situación precaria y con la amenaza permanente de la fiebre y el paludismo.

El papá, Riquildo Olea, recomendará a sus 13 retoños que no tengan tantos niños (Baltasar Mecha nos colaboró con la traducción del Embera): "La situación de ahora no es fácil, por la realidad alimentaria que vivimos. La orientación es que mis hijos tengan máximo 4 hijos".

En las comunidades indígenas ha sido fundamental el número de hijos, porque consideran que entre más tengan hay mayor posibilidad de conservarse en su territorio.

Vale resaltar que la familia de Boyacá y esta del Chocó las detectó la Registraduría Nacional, cruzando números de cédulas con los 48 millones de registros civiles de nacimiento de colombianos vivos (pues en el registro están los números de cédula de los papás).

En la ciudad y de estrato alto

Y la cuarta familia numerosa consultada por RCN La Radio vive en mejores condiciones. Enrique Bayer y su esposa María del Pilar Rodríguez tuvieron 12 hijos y viven en el norte de Bogotá. Ellos creen que los hijos son una bendición.

Enrique sostuvo que cada quien puede tener los hijos que quiera, sin ser irresponsable: "Trabajo en un cargo directivo en una universidad, doy clases por fuera, soy miembro de juntas directivas y asesoro empresas y me pagan por eso, de vez en cuando hago un negocio inmobiliario (…) y así me redondeo".

90 huevos a la semana, 48 bolsas de leche cada 15 días y 6 kilos de arroz al mes son algunas de las cifras del mercado de la familia Bayer.

Estas 4 historias reflejan una realidad que sigue vigente en Colombia, pero también abren el debate de qué tan bueno o malo es que haya familias numerosas y en qué condiciones.