En un comunicado desde la capital ecuatoriana, la delegación del Ejército de Liberación Nacional, afirma que “es el momento de involucrar al conjunto del movimiento popular y a todas las expresiones de la sociedad en un proyecto de Cambio Social que enfrente y cambie al modelo de país excluyente de las oligarquías”  como única manera de "impedir que los acuerdos de paz impliquen un retroceso por debilitamiento de las fuerzas populares y arremetida de la persecución política". 

Los delegados del ELN dicen que el presidente Santos está sacando provecho político de los diálogos de paz tanto con las Farc como con ese grupo.

“Los diálogos de paz son necesarios y su sentido excede a un Gobierno, pero el provecho político que Santos hace de estos no se puede menospreciar: poco favor le haríamos al pueblo si las noticias de diálogos de paz se usan para disimular las medidas económicas y represivas contra la población o disimular la responsabilidad de quienes las aplican", apunta el escrito.

“De esos factores, que exceden al ELN, depende el destino de la Mesa de Quito. Más aún: de esos factores depende el futuro de Colombia y el bienestar de nuestro pueblo aguerrido, que anhela una paz de verdad. Los procesos de paz dan, sin embargo, un barniz de legitimidad a un gobierno antipopular”, acota el comunicado del grupo subversivo..

Añade que el presidente Santos “es un adversario difícil y sinuoso para el diálogo; pero más allá de él hay otros sectores del establecimiento dispuestos a desconocer lo acordado en una y otra mesa. Esos sectores se esfuerzan por retomar una dinámica más confrontativa, aún más que la que sostuvo este Gobierno contra las expresiones rebeldes del movimiento popular. Es grave la sola posibilidad de que esos sectores, que ya manejan diversos resortes del Estado, se hagan con el Gobierno a través de un triunfo en las próximas elecciones, ya sea que se expresen bajo uno u otro de los partidos del régimen“.

Sin embargo la delegación del ELN en Quito señala que mantiene su voluntad de continuar buscando acuerdos "más allá de actitudes hostiles del Gobierno".