El Comando Central del ELN aseguró que los dos soldados profesionales, Andrés Felipe Pérez y Kleider Antonio Rodríguez, secuestrados tras el ataque a una patrulla del Ejército en Güicán (Boyacá) están sanos y salvos. La guerrilla publicó una fotografía en la que aparecen los dos soldados vistiendo camuflados del Ejército y con una bandera del ELN en el fondo. (Lea aquí: Iglesia aplaudió pruebas de supervivencia de soldados secuestrados por ELN en Boyacá) Sin embargo, ese grupo insurgente denunció supuestos operativos militares que tienen el propósito de “rescatar a sangre y fuego” a los dos uniformados. “Ratificamos que los dos soldados están sanos y salvos bajo la custodia del ELN, y nos esforzamos por protegerlos, a pesar de las amenazas y los fuertes operativos militares que tienen la orden de rescatarlos a sangre y fuego”, señala un comunicado del Comando Central del ELN. Esa guerrilla ratificó que los soldados serán liberados, sin embargo, solicitó al Gobierno generar condiciones de seguridad que faciliten la entrega de los dos uniformados a una comisión humanitaria (leer también: Caen más guerrilleros del ELN vinculados a masacre de 12 uniformados en Boyacá). “El ELN ratifica la voluntad de liberar los soldados prisioneros de guerra lo antes posible, pero esto no depende sólo de la voluntad del ELN, depende que el gobierno permita que los soldados regresen con vida, que garantice la seguridad y las condiciones de entrega a una Comisión Humanitaria, sin presencia ni amenaza de la fuerza pública”, añade el comunicado. Los dos soldados profesionales fueron secuestrados desde el pasado 26 de octubre, tras el ataque a una patrulla, hecho en el que murieron 11 soldados y un policía.