El Comando Central del ELN le pidió a la delegación del Gobierno Nacional que retorne a Quito (Ecuador) con el fin de revisar los instrumentos y protocolos existentes para pactar una nueva tregua, y así dar cumplimiento a la agenda con participación ciudadana. La delegación del ELN en Quito esperaba que este miércoles se hiciera presente la contraparte encabezada por el jefe negociador del Gobierno, Gustavo Bell Lemus. Sin embargo, en un trino del Equipo Paz se informó que “de acuerdo con la decisión del Presidente Juan Manuel Santos sobre la mesa de diálogos con el ELN, el equipo de paz del Gobierno permanece en Bogotá”.

Frente a esta situación, el Comando Central manifestó la necesidad de instalar la quinta mesa de negociaciones para seguir discutiendo los principales puntos frente a un acuerdo de paz. “El Gobierno pide coherencia para continuar los diálogos; estamos de acuerdo, actuar con coherencia significa respetar lo acordado, frente a los testigos internacionales; implica cumplir los compromisos adquiridos, por tanto, lo procedente es instalar el ciclo quinto, para renegociar un nuevo cese bilateral que resulte más favorable a la población y darle desarrollo a los puntos de la agenda, que comienzan con la participación de la sociedad”, señala en uno de su apartes el comunicado del ELN. En el documento se subraya que hay un mando centralizado en el Comando Central y la Dirección Nacional, “y nuestra Delegación de Diálogo tiene un mandato para continuar con el proceso de conversaciones, establecer acuerdos con base en la Agenda pactada, así como también para establecer un nuevo acuerdo de cese bilateral de fuego, en sus diversas modalidades o de continuar las conversaciones en medio del conflicto como ha sido el interés del gobierno”. El Coce acota que hay “unos acuerdos en curso, de Agenda, de funcionamiento del proceso y de la Mesa, que deben respetarse y por tanto llevarse a su cumplimiento ” y añade que el ELN cumplió con rigurosidad lo pactado en el cese el fuego que culminó el pasado 9 de enero y en el tema de participación ciudadana. “Dando continuidad a lo pactado, nuestra Delegación asistió cumplidamente a la cita del 9 de enero para dar inicio al Quinto Ciclo de conversaciones en Quito”. Agrega que a partir de esa fecha se venció el plazo del cese del fuego que era de carácter temporal y entendido como una tregua y por lo tanto todas las estructuras de esa guerrilla “quedaron en libertad para continuar realizando operaciones militares que venían en curso desde los días previos en que se inicia dicho acuerdo, y que se puede verificar en los registros de acciones militares para ese tiempo”.