Cargando contenido

A través de un comunicado, la Dirección del Frente de Guerra Suroccidental Carlos Alberto Troches Zuleta del ELN, aceptó su participación en la masacre que se registró en el municipio de Magüi Payán el pasado 27 de Noviembre, en donde según la Defensoría y autoridades del municipio murieron 13 personas.

El grupo guerrillero afirmó que dio muerte a diez personas que pertenecían al grupo denominado Guerrillas Unidas del Pacífico, a quienes fueron a buscar a la zona por el ataque que desde hace casi un año venía perpetrando ese grupo contra la población.

“En este enfrentamiento dimos de baja a diez miembros del grupo Guerrillas Unidas de Colombia, entre ellos se encuentran sus jefes: 'Álvaro', 'Samuel', 'Marcos' y 'Tigre'. También detuvimos otros seis, quienes luego de ser desarmados quedaron en libertad, por ser gente de la comunidad, quienes se habían puesto al servicio de esta banda por un sueldo” indicó el ELN.

Igualmente, esta guerrilla explicó que durante el enfrentamiento con el GUP, atacaron a la población dando muerte a dos personas.

“En medio de la confrontación, los integrantes de las GUP, atacaron de forma intencional y alevosa a la población civil del caserío, dando muerte a dos personas y causando heridas a otras tres, entre ellas dos menores de edad”, explicó el grupo guerrillero.

La misiva indica que el ELN llegó a dicha zona para entablar una conversación con el grupo GUP, con el fin de aclarar lo que ellos catalogaron como comportamiento agresivo contra las comunidades.

“Ante nuestro requerimiento, la reacción de ellos fue de abrir fuego contra nuestras unidades guerrilleras, obligándolos a responder”, señala el comunicado.

El ELN indicó que el grupo GUP está asociado con las mafias de la región, que operan con la ayuda de la Fuerza Pública y habrían asesinado a nueve pobladores y líderes de la región entre junio y octubre del 2017.

Cabe recordar que en su momento el Defensor del Pueblo, Carlos Negret, denunció que tras este hecho el ELN violo el cese al fuego.