Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Marcha paro nacional 16D
Colprensa

En un artículo del diario The New York Times titulado Cómo aumentaron las protestas en América del Sur, también lo hicieron los trolls rusos en Twitter, una de las conclusiones a las que se llegó es que hubo injerencia rusa en las diferentes movilizaciones que se presentaron en Suramérica dirigidas al parecer a "provocar la disidencia en los Estados que han exigido la renuncia del presidente Nicolás Maduro en Venezuela”. 

Al respecto, el embajador de Rusia en Bogotá, Sergei N. Koshkin, desmintió la información que ha señalado que países como Venezuela y Rusia habrían manipulado las redes sociales para convocar a las movilizaciones y desestabilizar al país.

"Estoy cansado de desmentir calumnias e insinuaciones de injerencia rusa o los famosos omnipresentes hackers", aseguró en entrevista exclusiva con La FM. 

Lea también¿Hubo manipulación rusa en redes sociales durante las protestas del paro nacional?

#ParoNacional 21E terminó con fuertes enfrentamientos en Bogotá

Aseguró que Rusia no está interfiriendo en las marchas ni en la política en Colombia porque no tiene ningún interés en desestabilizar al país, por el contrario buscan que los países de la región de América Latina sean estables.

"Yo puedo asegurarles inequívocamente. No sé de dónde salió esta idea que Rusia esté interesado en desestabilizar el continente, todo lo contrario nuestro ministro habló de América Latina como un importante elemento independientemente del orden geopolítico", indicó el embajador ruso.

Agregó que la región ni siquiera es considerada por el gobierno ruso como una zona de enfrentamiento ideológico ni político. "Al contrario estamos interesados en que estos países sean estables, económicamente fuertes, políticamente coherentes dentro de lo posible independientes, porque así pueden activar sus movimientos internacionales y ser previsibles, no necesariamente necesitamos que nuestras posiciones coincidan, pero necesitamos previsibilidad y si es previsible podemos interactuar".

En tono irónico, Sergei N. Koshkin se cuestionó si es tan poderosa la mano de Moscú ¿o qué? "yo no creo en eso, eso más bien es buscar un culpable ajeno a los males internos".

Recordó que al gobierno ruso lo culpan en varias partes del mundo por lo que sucede al interior de cada país. "Primero decían que nosotros nos metimos y hasta ganamos las elecciones de Trump, luego trataron de culparnos de meternos en las elecciones colombianas, aunque yo no entiendo si ganamos o no porque nadie me dijo a quien debía apoyar yo en esas elecciones".

Aunque mostró su respeto por The New York Times, afirmó que tiene serias dudas sobre la objetividad de dicha publicación. 

"Esas conjeturas y suposiciones de Rusia, provenientes del exterior, en cierta forma son una falta de respeto hacia la gente de ese país y los que salen a las calles exponiéndose y también hacia los gobernantes", puntualizó.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.