Cargando contenido

En diálogo con RCN la Radio, Lucio Rubio Gerente de Emgesa, dijo que la compañía ha tomado las medidas pertinentes y aclaró que el desvío de las aguas es transitorio para permitir la construcción de la represa sin ningún tipo de impacto ambiental.

Frente a las preocupaciones por el impacto ambiental, el directivo dijo que ha sostenido un diálogo con los piscicultores. Explicó que el embalse de Betania está conformado por el río Magdalena y los afluentes Yaguará y el Río Páez.

"Hemos contratado un modelamiento de caudales con la Universidad Nacional para que tengan claro cómo se hará el llenado del embalse y tengan total tranquilidad", explicó Rubio. Y agregó que en esa materia "la política de la compañía es de puertas abiertas al diálogo permanente".

En cuanto a la compensación por el impacto ecológico dijo que hay que talar 3071 hectáreas, que van a ser reemplazadas por más de 11 mil hectáreas y se adelantará un proyecto de compensación de bosques y se convertirá en un proyecto ecoturístico.

Anunció un centro de investigación sobre bosque tropical y un sendero ecoturístico y no descaró la adecuación de una zona de playa artificial.