Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Chat celular
AFP

Acopi, el gremio que reúne a las pequeñas y medianas empresas, manifestó su respaldo al reciente fallo de la Corte Constitucional que señala que el derecho a la intimidad no se viola cuando el jefe de una empresa accede a las conversaciones, que sus empleados mantienen a través de grupos institucionales de WhatsApp.

Según la presidente del gremio, Rosmery Quintero la información de los grupos de trabajo es de interés colectivo, por lo que no se puede considerar privada.

"Nosotros desde Acopi estamos totalmente de acuerdo con la Corte porque cuando uno quiere canalizar la información a través de grupos de trabajo, esta termina siendo de interés colectivo y de conocimiento de cada uno de los miembros del mismo", dijo.

De la misma manera Quintero señaló que incluso la información contenida en estos grupos puede usarse en un proceso disciplinario, "en un momento dado esa información dependiendo las circunstancias se puede utilizar dentro de un proceso disciplinario porque debemos ser conscientes que también hay personas que abusan de esos medios".

"Si se crea un grupo de WhatsApp es con el fin de dinamizar la información y lograr mejores resultados de productividad y mayor comunicación por lo que no se estaría vulnerando la intimidad ", puntualizó la dirigente gremial.

Es de mencionar que un reciente estudio elaborado por la Universidad Libre señaló que si los jefes dan ordenes por fuera del horario laboral a través de WhatsApp el empleado podría cobrar ese recargo.

Julián Páez, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Libre y experto en uso de la tecnología en espacios laborales señaló que cuando se asignan tareas fuera de la jornada establecida debe considerarse como trabajo adicional, independientemente de la forma en que se envían dichas órdenes, “el simple sometimiento de la persona de estar disponible y atenta al momento en que su jefe la requiera, daría lugar a que se le pagará horas extras”.

Agregó que incluso los chats guardados pueden servir como prueba ante el empleador a la hora de hacer el cobro extra pues allí queda consignada la hora en que el trabajador fue contactado para que realizara una tarea específica fuera de su horario laboral.

Según este estudio en el país, al menos el 50% de los empleados reciben órdenes por WhatsApp fuera de la jornada laboral.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.