El Superintendente de Puertos y Transporte Javier Jaramillo aseguró que no solo los transportadores de carga que dejen de prestar el servicio de transporte de mercancía serán multados con 482 millones de pesos sino que además las empresas de transporte particular intermunicipales serán multadas con la misma suma de más de 400 millones de pesos.

“La Constitución y la Ley obliga a las empresas de carga a prestar el servicio para el cual fueron habilitados. Así que una vez se compruebe el cese injustificado de actividades por parte de los prestadores de este servicio procederemos a imponer drásticas sanciones" dijo el Superintendente.

Agregó que "también se hace el llamado a las empresas de transporte intermunicipal, de pasajeros que sabemos que hay algunas que han dejado de despachar en algunas rutas, en el mismo sentido, se someterán a las mismas sanciones, multadas con 700 salarios mínimos o la cancelación de la habilitación".

Jaramillo aclaró además que las autoridades departamentales y alcaldes municipales deberán realizar operativos de control para evitar el bloqueo de las vías y deberán adoptar las acciones necesarias para garantizar la seguridad y el tránsito en las vias de forma individual o conjunta con otras autoridades.