El Consejo de Estado negó la demanda interpuesta por Empresas Varias de Medellín en contra de una sentencia de la Corte Constitucional, que en 1999 le ordenó reintegrar a 209 trabajadores sindicalizados que habían sido despedidos.

La Sección Tercera, con ponencia de la magistrada Stella Conto Díaz del Castillo, le dijo a la compañía que no existieron errores en la sentencia de la Corte.

“Dicha decisión obedeció, entre otras cosas, al cumplimiento de mandatos emitidos por organismos como el Comité de Libertad Sindical de la OIT que custodia la efectiva aplicación del derecho internacional de los Derechos Humanos en los Estados que forman parte de los pactos, incluida Colombia”, señala.

La historia se remonta a 1993 cuando Empresas Varias de Medellín ordenó el despido masivo de más de 209 empleados que habían participado en la huelga convocada por el sindicato de dicha empresa en enero de ese año, con base en la decisión del Ministerio de Trabajo que declaró ilegal la huelga.

El sindicato de Empresas Varias de Medellín llevó el caso a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la cual se pronunció en marzo de 1999 recomendándole al Gobierno reintegrar los trabajadores despedidos porque la declaratoria de ilegalidad de la huelga debía hacerla un organismo judicial y no el Ministerio del Trabajo.

Ante dicho pronunciamiento, el Sindicato de la empresa interpuso una tutela ante la Corte Constitucional que ordenó el reintegro de los trabajadores despedidos.