Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fenómeno del Niño sacude a 9 departamentos del país

Foto AFP



El intenso verano que atraviesa el país desde hace varios meses por cuenta del fenómeno del niño, ha dejado no sólo millonarias pérdidas económicas, sino también graves afectaciones al medio ambiente por los incendios y la sequía que se registra actualmente en varios departamentos.

En algunas regiones del país, se ha tomado la decisión de racionalizar el uso del agua frente a los graves afectos que se podrían prolongar por varios meses, mientras el Gobierno Nacional anunció sanciones para aquellos que utilicen de manera inadecuada los recursos hídricos.

En RCN La Radio, hicimos un recorrido por las principales ciudades del país y encontramos que en nueve de los 28 departamentos, las autoridades han tenido que tomar medidas extremas para hacerle frente a la ola de calor que azota todo el territorio nacional.

En el Huila se vive una de las situaciones más dramáticas, pues prácticamente el norte del departamento se está quedando sin agua.

Según ratificaron las autoridades locales, se han realizado recomendaciones a los campesinos para que no realicen siembras debido al descenso en el nivel de los ríos y quebradas el cual se espera sea hasta el mes de marzo de próximo año.

Los municipios más afectados son : Aipe, Villavieja y Baraya donde no hay agua para alimentar a sus animales ni regar sus cultivos, la comunidad realiza hoyos en busca del líquido.

En Tolima se necesitan, al menos,  150 mil millones de pesos para apoyar a los afectados por el Fenómeno del Niño.

El secretario de desarrollo agropecuario de ese departamento Elkin Oliveros, afirmó que fue radicado ante el Ministerio de agricultura el diagnóstico con las afectaciones causadas por el cambio climático en el departamento.

El funcionario indicó que 25 mil familias han resultado damnificadas por la pérdida de cultivos y pastos que han causado cuantiosas pérdidas en la agricultura y la ganadería de la región.

Afirmó que son 26 mil hectáreas las afectadas por incendios y falta de agua que han acabado cultivos de café, cacao, plátano, maíz y han provocado carencia de alimento para los animales.

En Atlántico la Corporación Autónoma Regional reportó que a pesar de los trabajos de limpieza y retiro de sedimentos que han realizado de caños y cuerpos de agua del departamento, no ha podido evidenciarse la recuperación de estos, por cuenta de los bajos niveles históricos que presenta el río Magdalena.

En Boyacá las altas temperaturas derivadas del Fenómeno del Niño  ya ocasionan serias afectaciones.

La Oficina de Gestión de Riesgo indicó que los incrementos en las temperaturas en los próximos 25 años, demuestran altas probabilidades de deshielo de los glaciares, que de hecho ya evidencian el derretimiento acelerado de las zonas del Nevado del Cocuy.

En la Sierra Nevada del Cocuy y Güicán se encuentran más de 22 picos cubiertos de nieves perpetuas, además de varios lagos y cascadas por tal razón el consumo y aprovechamiento responsable de los recursos naturales y las estrategias para mitigar los impactos negativos,  serán decisivos en la conservación del Parque Nacional Natural del Cocuy.

En Risaralda las altas temperaturas que se han generado por cuenta del fenómeno del niño y la caída ceniza proveniente del Volcán Nevado del Ruíz están afectando notoriamente los cultivos de flores en esta parte del país.

Los productores de Heliconias y de Lino en Pereira reportan una reducción del 60% en la calidad de las flores, situación que ya comienza a hacer efecto en sus economías.

Por su parte en Caldas y demás zonas del Eje Cafetero “El Niño” ha afectado considerablemente los cultivos de café.  El gerente de la Federación Nacional Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo, dijo, que la próxima semana se analizarán con el gobierno nacional las afectaciones de la caficultura, esto con el propósito de buscar ayudas a este sector de la economía.

Vallejo reveló que en la actualidad se está haciendo un diagnóstico pormenorizado en todas las regiones del país, sobre la magnitud de los daños ocasionados en la caficultura por las altas temperaturas, pues ya se conoce de afectaciones en cultivos pero es necesario cuantificarlas.

En Quindío el Comité Departamental de Cafeteros opera un acueducto para unas 40 mil personas del sector rural, y ya se están haciendo los estudios técnicos para que la Corporación Autónoma Regional, apruebe la perforación de tres pozos para reducir los fuertes racionamientos de agua que vive esta población por cuenta del fenómeno del niño.

El Director Ejecutivo del  Comité Departamental de Cafeteros, Guillermo Zuluaga, advirtió que los municipios más afectados son: Circasia, Montenegro y Filandia, donde se está presentando suspensión del servicio por periodos hasta de 24 horas, lo que se ha convertido en un grave perjuicio para los cafeteros de esas localidades.

En Caquetá la escasez de agua está llegando a niveles críticos y ya se toman medidas para evitar el desperdicio del recurso.

Julio César Aguilera director de la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico,dijo que  “por cada metro cúbico que la persona desperdicie le valdrá el doble, es decir que se le incrementará el 100 por ciento el valor en la factura, porque si la persona despilfarra agua, está desperdiciando recursos”.

En La Guajira la situación sigue siendo crítica por la falta de lluvias y las altas temperaturas que afectan la salud de los habitantes.

En departamentos como Magdalena, Bolívar, Cesar, Sucre , Norte de Santander  y Santander han servido las lluvias que han mejorado la situación de sequía, sin embargo también hay afectaciones en la comunidad producto del efecto climático.