El Ministerio de Transporte anunció que durante este puente festivo del 6 de Reyes, fortalecerá el control de descanso y sueño que habitualmente se realiza a los conductores en las diferentes carreteras del país, con el fin de prevenir los accidentes de tránsito que generalmente ocurren por culpa de esta problemática.

Esta tarea del MinTransporte fue encargada a la Agencia Nacional de Seguridad Vial y la Superintendencia de Puertos y Transporte, las cuales activarán sus planes de vigilancia en las diferentes carreteras y terminales de transporte, donde también se hará seguimiento a los conductores del transporte público y de carga.

El Superintendente de Transporte, Javier Jaramillo, sostuvo que “estamos en las 22 terminales principales de todo el país. Estamos revisando toda la documentación de los despachos: seguros como Soat y Pólizas de Responsabilidad Civil, así como revisiones técnico mecánicas. De la misma forma, se está verificando que las rutas que tienen más de ocho horas lleven segundo conductor. Este fin de semana vamos a implementar con mayor rigurosidad la revisión de exámenes médicos. A parte de la alcoholimetría vamos a mirar en qué condiciones están los conductores para evitar el microsueño”. (Lea también: SIC expide reglamentación que mete en cintura a los taxímetros para evitar su adulteración)

De acuerdo con el director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (Ansv), Alejandro Maya, “en la medida en que no se cuente con las condiciones físicas, anímicas, para poder conducir el vehículo es mejor que los colombianos se abstengan. En caso de que estén 'enguayabados', trasnochados o que hayan consumido licor, lo mejor es entregar las llaves o viajar un poco más tarde”.

Otro de los llamados del Ministerio de Transporte a los conductores este puente festivo, fue para que le madruguen a sus viajes y eviten las congestiones viales que se han presentado en las últimas fechas, principalmente en los departamentos de Quindío, Valle del Cauca, Meta, Antioquia y en Bogotá.

El viceministro de Transporte, Andrés Chaves, aseguró que “en este puente que acaba de pasar se vieron grandes represamientos porque se unieron varios factores: los derrumbes producto de las fuertes lluvias, varios accidentes y atropellamientos en puntos críticos, vehículos varados, entre otros. Pero el factor más importante fue que la mayoría de viajeros decidieron regresar a última hora a sus lugares de origen y eso se tradujo en una entrada masiva de carros principalmente a la ciudad de Bogotá”.

Según cifras de la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, durante el fin de semana que acaba de pasar, la movilización de carros desde y hacia Bogotá aumentó 19 por ciento frente a lo registrado en la misma fecha de 2017. Además, de acuerdo con el concesionario de la vía Bogotá - Girardot, durante el 1 y 2 de Enero ingresaron a Bogotá más de 100 mil vehículos.