Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Endurecen controles para combatir corrupción en sector educativo

Foto RCN La Radio.

El Ministerio de Educación Nacional endureció los controles para la contratación del servicio educativo, mediante la denominada matrícula contratada.

La medida fue tomada por la entidad, por medio del decreto 1851 de 2015; la norma busca garantizar calidad, oportunidad y transparencia de los contratos que las Entidades Territoriales Certificadas, realizan para suplir sus necesidades de cupos escolares en esas regiones del país.

Con esto, el Ministerio busca cerrarle el paso a los problemas de corrupción e irregularidades que se presentan en estas instancias contractuales.

Entre las medidas sobresale la fijación de requisitos más estrictos en cuanto a la demostración de la insuficiencia de la capacidad oficial, con los que se garantiza que estas entidades accedan a ella únicamente cuando sea necesario.

"A la contratación con colegios privados y entidades sin ánimo de lucro a través de los Bancos de Oferentes han recurrido las entidades territoriales certificadas, con el fin de garantizar el derecho a la educación a niños, niñas y jóvenes que no alcanzan a ser cubiertos por los colegios oficiales", señala el Ministerio.

En este punto, en 2015 han atendido el 9.4% de la matrícula oficial, mediante contratos por 1 billón 154 mil millones de pesos; en 2014, el 9.8% de la matrícula oficial, por 1 billón 36 mil millones de pesos, y en 2013, el 10.8% de la matrícula oficial, por $959 mil millones.

La nueva norma de contratación está construida con base en tres pilares: La calidad, la oportunidad y la demostración de la insuficiencia, es decir que solo se contrate cuando se necesita, a tiempo y a los mejores.

"La idea es combatir las prácticas inadecuadas, que de un lado han afectado la calidad y oportunidad del servicio educativo que reciben algunos escolares, y de otro, funcionarios públicos como alcaldes, gobernadores y secretarios de educación se han visto involucrados y juzgados en procesos disciplinarios, administrativos y penales, por el mal uso de estos recursos a través de los mal llamados alumnos ´fantasma´ o contratación de colegios de garaje", indicó la entidad.

El Ministerio explicó además que para garantizar calidad, la norma establece que los colegios privados que se inscriban en el Banco de Oferentes para ser habilitados y que la entidad pueda contratar con ellos, deben superar el tope mínimo a establecer por parte del Ministerio para el año 2016 en las cuatro pruebas Saber (3°, 5°, 9° y 11° grado), en las áreas de lenguaje y matemáticas, en su jurisdicción. Este límite se incrementará gradualmente para los años 2017 y 2018.

De igual forma, las iglesias y congregaciones religiosas que trabajan en colegios oficiales, deberán entregar el componente de Orientación Pedagógica de los Proyectos Educativos Institucionales, mediante el cual contribuirán al mejoramiento de la educación en su territorio.