El proyecto de ley que fue sancionado por el presidente Juan Manuel Santos, el cual aumenta la edad de retiro forzoso de funcionarios públicos de los 65 a los 70 años, ya entró en vigencia.

Según la congresista del Centro Democrático Margarita Restrepo, autora del proyecto, este busca valorar la experiencia de funcionarios que debido a sus recorridos en ciertos trabajos garantizan la productividad de entidades del estado.

Restrepo sostuvo que "esa edad de retiro máximo se puede postergar de manera voluntaria, no es obligatorio que un funcionario público se acoja a este nueva ley, el funcionario decide si quiere o no continuar en el cargo. Además es importante tener en cuenta que la tendencia en el mundo es que no haya edad de retiro forzoso".

La representante indicó que este proyecto no afecta el trabajo joven, pues las personas en cuestión no son competencia una de las otras.

"No es competencia, todo lo contrario, aumenta la productividad y no compite con el trajo joven. Cuando una persona contrata a un hombre de 26 años busca unas características precisas, muy distintas a cuando se contrata a una persona de 60 o 65 años, entran entonces a complementarse”, agregó.

Según lo indicó Margarita Restrepo esta ley cobijará a funcionarios de cargos públicos y privados de características públicas, como los notarios. La ley no cubre por ejemplo al contralor general de la Nación.

Restrepo manifestó que la ley entra en vigencia a partir de su sanción y advirtió que quienes actualmente estén cercanos a cumplir los 65 años, durante los próximos 6 meses después de la sanción no serán cobijados con la norma.