Beto Renteria. Foto: Fiscalía



Tras haber sido deportado desde los Estados Unidos donde permaneció algo más de siete años acusado ante una Corte del Distrito de Columbia y condenado por conspiración con fines de narcotráfico, Carlos Alberto Rentería Mantilla, alias Beto Rentería fue capturado y enviado a prisión una vez llegó a Colombia.

“Beto Rentería”, de 72 años quedó a disposición del fiscal del caso con fines de indagatoria y, al término de la diligencia, le fue impuesta medida de aseguramiento que deberá cumplir en la penitenciaria de La Picota.

De acuerdo con las evidencias, alias Beto Rentería habría auspiciado la creación de sociedades, junto con Raúl Alberto Grajales Lemos, para legalizar recursos provenientes del envío de cargamentos de cocaína a Estados Unidos.

Durante algunos años Beto Rentería aparentemente recibió parte de las ganancias y en otros casos el dinero supuestamente fue reinvertido.

En su momento fue denominado como el último gran capo del cartel del Norte del Valle, del que habría sido uno de sus creadores y con el que sostuvo una disputa violenta con los hermanos Rodríguez Orejuela.

Desde los años ochenta, Beto Rentería empezó a ser vinculado al tráfico de cocaína y en 1994, fue acusado de narcotráfico, por primera vez, por una Corte del Distrito Sur de Florida.

Asimsmo la justicia de Estados Unidos lo incluyó en el cartel de los narcotraficantes más buscados y por su captura ofrecía 5’000.000 de dólares.

La fiscal a cargo del caso practicará nuevas pruebas y en la valoración de los hechos conocidos, con el fin de tener lista una eventual formulación de acusación contra alias Beto Rentería.