Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Referencia inundaciones en Antioquia.
Referencia inundaciones en Antioquia.
Cortesía: Dagran.

En medio de la actual temporada de lluvias, desde la academia expertos consideran que en Colombia no hay una suficiente preparación para enfrentar las amenazas que los fenómenos naturales puedan ocasionar, afectando a las comunidades.

Aunque la actual época de lluvias es normal y dentro de lo que se espera, la cantidad de precipitaciones es inusual y es un hecho directamente relacionado con el cambio climático.

Alfonso Mariano Ramos, profesor del departamento de Ingeniería Civil de la Universidad Javeriana, advierte que “alrededor de un 20% o 30% de los municipios en Colombia no tienen evaluación de amenaza por avenidas torrenciales y para poder hacer ordenamiento de territorio hay que hacer evaluación de la amenaza. Entonces, este tema del conocimiento del riesgo es tremendamente importante y se ha avanzado, pero todavía hace falta”.

Le puede interesar: Desplazamientos en Cauca: solo en 2021 se registran 17 por violencia en municipio de Argelia

Si bien cada municipio debería tener su propio plan de atención de emergencias y desastres, la realidad en el país es que muchos de esos planes son casi idénticos desconociendo las particularidades de las regiones.

Un hecho que, para Liliana Marcela Rojas, magíster en Gestión del Riesgo Climático, representa un inconveniente cuando se trata de desastres y amenazas.

“Estos son fenómenos naturales, pero los desastres no son naturales, porque los desastres son evitables. Si nosotros tenemos una población en riesgo, debería haber una política o algunas medidas de mitigación que sean capaces de reducir ese riesgo y esa vulnerabilidad que tienen los municipios”, señala Rojas.

Más noticias: ¿Cuáles son los lugares en los que se exigirá el carné de vacunación anticovid en Colombia?

Con el incremento de las lluvias y la falta de un mejor conocimiento del riesgo, el reto para las autoridades locales es evitar la afectación directa de las poblaciones que, en el caso de los sectores rurales habitan también, en un porcentaje alto, en zonas de vulnerabilidad.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.