Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Este domingo no habrá misa campal en Kennedy

Debido a la polémica desatada entre el padre Jesús Hernán Orjuela, mejor conocido como el 'padre Chucho', y la administración de la localidad de Kennedy por la realización de su eucaristía al aire libre, el religioso anunció en RCN La Radio que este domingo se suspenderá la misa campal pero que se realizará en el interior de la iglesia.

"Tristemente la eucaristía se va a suspender, los fieles están muy tristes", afirmó.

El padre 'Chucho', manifestó que contrario a lo que se dice en algunos medios, los inconvenientes se deben a un problema de trámite entre los administradores del parque y la alcaldía de esa zona de Bogotá y que él sí pasó el respectivo papeleo.

El religioso dijo que en una reunión a puerta cerrada que se llevó a cabo en la Defensoría del Espacio Público (Dadep), el sacerdote expuso ante la subdirectora de la entidad, Reinere de los Ángeles, que él ya había hecho las diligencias respectivas para poder desarrollar las misas fuera de la iglesia.

Asimismo, afirmó que nunca ha irrespetado a nadie y que lo han juzgado mal.

"A mí me han juzgado, yo soy un hombre que respeto a las personas, aclaro yo soy un hombre que me he equivocado, yo no pido permiso para dar la misa, pido permiso para ocupar el parque que es muy distinto. Yo respeto y pido respeto, he seguido las orientaciones de Monseñor Juan Vicente, si por mi culpa la imagen de la iglesia se ve afectada, le he pedido al Monseñor que decida lo más adecuado", dijo el Padre.

Según Orjuela, mientras que algunos residentes del barrio Castilla aseguran que sus celebraciones producen ruido y caos en el sector, otros defienden al religioso y le han confirmado su total respaldo.

"Los niños y los jóvenes son los más afectados con este problema, ellos disfrutan mucho de la eucaristía (…) un niñito de 10 años se encuentra por voluntad propia recogiendo firmas para que no le quiten su misa", agregó.

Finalmente, el religioso sostuvo que le solicitó al Monseñor Córdoba su traslado a un monasterio, al parecer en Marinilla (Antioquia), para poder cumplir el sueño, que tiene desde niño: "Quiero un espacio de silencio, un espacio para reflexionar ojala se me pueda cumplir esta meta", dijo.