Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Estudiantes del país han leído más de mil libros durante maratones de lectura

Ministerio de Cultura


Más de 1.200 libros han leído estudiantes de primaria de colegios públicos del país en la convocatoria del Ministerio de Educación Nacional para promover la lectura en estas instituciones.

Según señaló la ministra Gina Parody, "la meta de las Maratones de Lectura es aumentar el índice de lectura en los estudiantes y formar a los docentes en el uso apropiado de materiales de lectura".

Parody indicó que en secundaria, el número de textos leídos por los estudiantes supera los 920 y que esta estrategia "ha sido utilizada por los países que leen más y que encontraron en la lectura el camino para llegar a la excelencia educativa como es el caso de Finlandia".

La idea de las Maratones de lectura es que en primaria, los estudiantes lean 20 títulos en voz alta, mientras que para secundaria, la meta es la lectura de un libro semanal por estudiante, de manera que cada uno de ellos lea cuatro libros al mes.

Para este plan el Ministerio escogió alrededor de 400 colegios, algunos de ellos pertenecientes al Programa de Jornada Única, en la cual se busca que realicen los cuatro tipos de lectura definidos: lectura en voz alta, lectura en silencio, lectura de reflexión y lectura para niños con discapacidad auditiva o visual.

Parody recalcó que con el proyecto se busca que los colombianos entiendan la importancia de leer, ya que los resultados negativos en pruebas de conocimiento están ligados a la ausencia de hábitos lectores en los estudiantes.

Puso como ejemplo los resultados de las Pruebas Saber 2014, según las cuales el 48% de los estudiantes de grado tercero, se encuentran en nivel insuficiente o mínimo, el 61% de grado quinto y el 59% de grado noveno se encuentran en este mismo rango.

De acuerdo con la Encuesta de consumo cultural realizada por el Dane en el último año, en Colombia se leen 1,9 libros por año y la población de 12 años y más, leyó en promedio 4,2 pese a que el 96% puede acceder a una biblioteca pública.