El juez 14 con funciones de conocimiento condenó al exalcalde de Bogotá Samuel Moreno a 18 años de cárcel y a inhabilidad perpetua para ejercer cargos públicos por el escándalo del carrusel de las ambulancias. Para el juez, Moreno Rojas transgredió todos los principios morales de un servidor público, al utilizar un cargo de elección popular máxime cuando se habla de la alcaldía de Bogotá. La Fiscalía aseguró en el marco de las investigaciones que el exalcalde, su hermano, funcionarios del distrito y algunos concejales, desfalcaron a la ciudad poniendo en serio riesgo la salud de los bogotanos. El contrato de ambulancias costó cerca de 67 mil millones de pesos, pero el 10 por ciento de ese valor, es decir unos 6 mil millones de pesos, fueron repartidos entre Moreno Rojas y sus subalternos. Añade la Fiscalía que en este engaño participaron el exsecretario de salud Héctor Zambrano, el excontratista Emilio Tapia y el exconcejal de Bogotá Hipólito Moreno. El despacho ordenó que se notificara al Inpec para disponer inmediatamente del traslado del exalcalde a la Cárcel La Picota de Bogotá, ya que actualmente se encuentra recluido en la Escuela de Carabineros de la Policía Nacional. Contra Samuel Moreno se adelantan otros dos procesos penales por carrusel de la contratación, el primero relacionado con la maya vial y las investigaciones por las irregularidades en la fase III de Transmilenio por la calle 26. La pena fue fijada en 18 años de cárcel y el pago de 157 millones de pesos como multa, por los delitos de celebración indebida de contratos y cohecho en calidad de determinador.