Cargando contenido

Foto: Colprensa

Ante la polémica que ha suscitado la no aprobación de las 16 circunscripciones especiales de paz, surgió una propuesta para que dichas curules sean elegidas en 2019.

La idea es aprovechar los comicios de alcaldes y gobernadores que se llevarán a cabo ese año, para darle representación a las víctimas del conflicto en el Congreso de la República.

Juanita Goebertus, exasesora del proceso de paz de La Habana, y que hoy aspira a la Cámara por la Alianza Verde, aseguró que de alguna manera se debe pelear la posibilidad de que las zonas más apartadas del país sean reconocidas políticamente con un asiento en la corporación.

“Ante choque entre Gobierno y Congreso sobre las 16 circunscripciones propongo volver a tramitarlas en un acto legislativo para que éstas se elijan en 2019, coincidiendo con los períodos de alcaldes y gobernadores”, señaló.

“La idea es cumplir el acuerdo para que las zonas más afectadas por el conflicto y las víctimas tengan un lugar de representación, pero también tengamos una discusión con los sectores que se opusieron al acuerdo para incluir una serie de garantías para que quede claro que esas circunscripciones no serán para miembros de las Farc, ni sus testaferros”, manifestó.

El Gobierno Nacional le está apostando a la acción de cumplimiento presentada ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca para revivir las curules de paz.