Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Luis Carlos Restrepo estaría dispuesto a volver al país, pero con condiciones

El excomisionado de Paz Luis Carlos Restrepo reapareció en la arena política respondiendo una carta de algunos uribistas, quienes le pidieron regresar al país para participar del proceso electoral del próximo año.

En la misiva, Restrepo aseguró que se podrían "generar las condiciones para mi retorno si conformamos un movimiento de opinión que desde sus raíces uribistas le hable a la nación, pensando en los retos que debemos enfrentar en el corto plazo".

El excomisionado también propone un gran Pacto por Colombia, que tenga como principios irrenunciables: "NO MATAR, NO MENTIR, NO ROBAR. Todo dentro de estos principios, nada por fuera de ellos".

Luis Carlos Restrepo también se pronunció frente a los diálogos de La Habana, diciendo que no se opone a la paz, sino al engaño.

"La manipulación de las ilusiones de paz con fines electorales no nos traerá la paz sino más violencia. Hay que hablar con claridad y recordar que la combinación de violencia y política ha sido el origen de nuestros males", sostuvo Restrepo.

Esta es la carta de Luis Carlos Restrepo

Estimada Ángela:

Recibo con cariño la invitación que me hacen de regresar al país para participar en el debate político. Aunque no veo claro el papel que pueda jugar en la actual coyuntura electoral, cuando ya están definidas por parte del Centro Democrático las candidaturas al Congreso y a la Presidencia de la República, se pueden generar las condiciones para mi retorno si conformamos un movimiento de opinión que desde sus raíces uribistas le hable a la nación, pensando en los retos que debemos enfrentar en el corto plazo.

Les propongo que impulsemos un PACTO POR COLOMBIA, que tenga como principios irrenunciables: NO MATAR, NO MENTIR, NO ROBAR. Todo dentro de estos principios; nada por fuera de ellos. Bajo esta consigna podemos exigir compromisos públicos a los candidatos que buscan el voto popular, y proyectarnos hacia una franja de opinión que considera tan importante la recuperación de la seguridad como la lucha contra la corrupción y la politiquería.

Frente a los diálogos de La Habana, debe quedar claro que no nos oponemos a la paz, sino al engaño. La manipulación de las ilusiones de paz con fines electorales no nos traerá la paz sino más violencia. Hay que hablar con claridad y recordar que la combinación de violencia y política ha sido el origen de nuestros males.

Definamos un ideario simple, compartido, que podamos replicar por las redes a nuestro alcance. Hoy más que nunca, ante la confusión reinante, se vuelve prioritario defender un proyecto colectivo que tenga como meta consolidar a Colombia como una democracia con libertades.

Un abrazo para todos,

Luis Carlos Restrepo
Diciembre 19 de 2013