Cargando contenido

Foto: Colprensa



Tras la firma de la extradición del exjefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, Luis Gustavo Moreno, el procurador Fernando Carrillo tiene cuatro meses para citarlo a declaración en el marco de las investigaciones que se adelantan por el denominado escándalo del ‘cartel de la toga’.

El órgano de control disciplinario investiga, actualmente, a ocho líderes políticos por el presunto pago de millonarias comisiones a magistrados de la Sala Penal Corte Suprema de Justicia para desviar y archivar indagaciones.

Se espera que Moreno brinde su testimonio en los procesos disciplinarios contra los senadores Hernán Andrade, Álvaro Antonio Ashton y Musa Besaile, estos dos últimos privados de su libertad en centro carcelario por el escándalo de la parapolítica y “el cartel de la toga”, respectivamente.

(Lea también: Procurador Carrillo pidió al exfiscal anticorrupción Moreno “contarle la verdad” a los colombianos)

Las declaraciones también se tendrán en cuenta en los procesos preliminares que se adelantan en contra los congresistas Mauricio Lizcano, Martín Emilio Morales Diz, Nilton Córdoba, Julio Gallardo y Argenis Velásquez.

La semana pasada, el Procurador General le envió una carta al presidente Juan Manuel Santos en la que le pidió garantizar los testimonios de Moreno antes de su extradición.

(Lea también: Santos avaló extradición del exfiscal Moreno)

El jefe de Estado condicionó la extradición de Moreno para abril del próximo año. La declaración del exfiscal también es requerida por la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes y la Corte Suprema de Justicia.

Moreno es requerido por una Corte del Distrito Sur de la Florida (Estados Unidos) por el delito de conspiración para el lavado de activos y la corrupción en Colombia. Actualmente se encuentra privado de su libertad en la cárcel La Picota de Bogotá.