Durante la audiencia contra el exfiscal Anticorrupción, Gustavo Moreno, se conocieron más detalles sobre cómo se dio la supuesta reunión entre el exmagistrado Francisco Ricaurte y el senador Musa Besaile para acordar el pago de $2 mil millones y cómo fue el pacto para que le pagara Musa Besaile a través del abogado Luis Ignacio Lyons. Lo que sorprendió es que se conoció un nuevo dato. En esta maraña de corrupción también fueron sobornados policías, a quienes les ofrecieron $1 millón a cada uno. (Lea también: Así fue cómo se pactó pago de Musa Besaile a Francisco Ricaurte por $2 mil millones, según exfiscal Moreno) Sergún la versión de Moreno, el exmagistrado Ricaurte se reunió con el senador Musa Besaile en el apartamento para acordar cómo se entregaría el dinero, se acordó pagar $1.000 millones para empezar. El día que se haría la entrega de ese dinero, sería en la noche para no despertar sospechas. El abogado Lyons llama a Moreno para que pase por la plata al apartamento de Ricaurte, el dinero llega pero no completo, sólo 390 millones de pesos, que tuvieron que transportar hacia el apartamento de Moreno porque al parecer ninguno quería quedarse con la plata en su casa, según el relato del exfiscal. Se movilizan hacia el apartamento del ex fiscal Moreno, en una camioneta que tiene permiso del Senado de la República y que al parecer pertenecía a Musa Besaile. "Bajando el puente de la calle 127 con Novena nos para la Policía, yo llamé a un amigo y le dije me pararon y voy con plata 'ayúdeme usted que tiene buenas relaciones porque me pararon'", dice Moreno. Rápidamente se movieron las influencias y para que no reportaran dicho dinero, Lyons les dio "de a un millón de pesos" y terminaron "escoltándome hasta la casa".

Escuche los apartes de la declaración del exfiscal Gustavo Moreno