Cargando contenido

Juan Jose Chaux / Foto Colprensa



El pasado 11 de enero el exgobernador del Cauca, Juan José Chaux, procesado por parapolítica, presentó ante la secretaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) su caso para que sea revisado revisado en el marco de esa jurisdicción especial.

Ante la Corte Suprema de Justicia, en la que se lleva su proceso por delitos relacionados con vínculos con paramilitares, Chaux se declaró víctima del conflicto armado interno, hecho por el cual pide que sea la JEP que conozca su caso.

"He hecho uso de un derecho constitucional (...) para la época de los hechos yo era senador, no estoy diciendo que la Corte haya vulnerado mis derechos, sino que acudí a la JEP y mantengo mi posición de acudir, para que sea esta entidad la que continúe la investigación, porque fui víctima del conflicto, incluso fui indemnizado por el Estado por ser víctima”, señaló.

El abogado Jesús Gómez, quien defiende al exmandatario departamental, aseguró que Chaux Mosquera fue “declarado objetivo militar, le asesinan un pariente y lo acusan de ser colaborador (...) presentamos la solicitud pero no hemos tenido respuesta”.

Debido a esto la Corte Suprema le respondió que su proceso debía seguir adelante hasta tanto no se conozca la aceptación de su caso, “no podemos aceptar trámite porque la solicitud de acogimiento la debe resolver la Jurisdicción Especial para la Paz, por lo tanto hasta que no se resuelva la petición de sometimiento, la Corte no puede tomar ninguna decisión al respecto”.

Chaux es señalado de conocer sobre una reunión en el 2001, en la cual un grupo de congresistas, alcaldes y mandatarios departamentales apoyaron el proyecto político de los paramilitares en el Cauca.

En su contra pesa el testimonio de Hebert Veloza, alias 'H.H', quien manifestó que el exsenador supuestamente, había buscado respaldo de las AUC para sus aspiraciones políticas.