El exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus aseguró que la corrupción tiene permeados a funcionarios de las altas cortes, de la Fiscalía, también a dirigentes políticos y candidatos al Congreso de la República.

En entrevista con La W Radio, Lyons entregó más detalles de este escándalo y confirmó que está dispuesto a regresar a Colombia para pagar su condena en el país por los actos de corrupción en los que participó.

“El acuerdo que yo tengo previsto con la justicia colombiana es que yo regreso al país, no lo he hecho porque tengo un compromiso pactado con la Fiscalía hasta tanto termine el juicio contra el señor (Luis Gustavo) Moreno y en Colombia voy a pagar 5 años y dos meses de prisión y he manifestado con claridad de qué cosas me apropié”, señaló.

“Nadie tiene 4 mil millones de pesos bajo el colchón, ni los tengo en una cuenta y les dije que necesitaba vender los bienes”, manifestó el exmandatario departamental.

Confesó haberle entregado al senador Musa Besaile parte del dinero producto de las coimas que se cobraban por el denominado “cartel de la hemofilia” y las irregularidades en el manejo de las regalías.

Lyons aseguró que le dio dineros obtenidos de actos irregulares al actual Gobernador del departamento Edwin Besaile, hermano del congresista Musa Besaile del partido de la U.

“Con el senador Musa Besaile teníamos un acuerdo consistente en lo que se recibía por concepto de coimas, la mitad era para él y la mitad era para mí, esas coimas son de regalías y hemofilia y la medida de aseguramiento que le pone la Corte Suprema está relacionada no solo con el acuerdo de magistrados para engavetar su proceso, sino con el pago que hizo que fue con dinero que yo le entregué”, indicó.

“Yo le entregué dinero a Edwin Besaile y eso se lo relaté a la fiscalía desde el mes de septiembre del año anterior y entregué los soportes que respaldan los dineros que él recibió”, manifestó en la entrevista con La W.

Alejandro Lyons afirmó además que varios dirigentes políticos estuvieron en su casa pidiéndole ayuda para la reelección del presidente Juan Manuel Santos en el año 2014.

“Sí estuvo Roberto Prieto, Sergio Díaz-Granados, Aurelio Iragorri. Son temas que en su momento yo reconocí, yo voté por el presidente Santos y apoyé su campaña. Son elecciones donde no hubo ningún tipo de acuerdo espurio y son temas por los cuales me han indagado y sobre los cuales no puedo entregar mucho detalle”, manifestó.

Alejandro Lyons también salpicó candidatos al Congreso de la República. “Yo creo que Johnny Besaile, candidato del partido de la U, sí tiene problemas y pendientes con la justicia, pero por el momento no podemos dar más información”.

Sin embargo, se quedó callado en casos como el de Eduardo José Tous, se abstuvo de hablar de Bernardo ‘Ñoño’ Elías, y defendió a su prima Sara Piedrahita, de quien dijo no tiene pendientes con la justicia.

Sobre Luis Gustavo Moreno, Lyons afirmó que lo conoció durante una reunión con el abogado Leonardo Pinilla, poco antes de ser nombrado jefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía General.

Afirmó que comenzó a recibir extorsiones de parte de Moreno para frenar su caso y que incluso lo visitó en su casa en Bogotá para pedirle dinero a cambio, pero como no accedió, su proceso avanzó hasta el punto de llegar a la imputación de cargos.

Lyons dijo que estas actitudes lo llevaron a acusarlo ante las autoridades norteamericanas y a que se destapara todo el escándalo de corrupción.

Señaló estar dispuesto a comparecer ante la justicia colombiana una vez declare en el proceso contra el exfiscal Moreno, pero pidió condiciones especiales de reclusión y protección para él y su familia.

“La ambición, los errores que cometí, el no escuchar, frustraron mis expectativas”, manifestó.

Pidió perdón a su familia por los errores cometidos y dijo que espera salir pronto de este asunto para dedicarse al cuidado de sus hijos.