La Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia rechazó un incidente de desacato que presentó el exministro de Protección Social, Diego Palacio, contra el Tribunal Superior de Bogotá que debía revisar su solicitud de libertad, tras solicitar acogerse a la Jurisdicción Especial para la Paz-JEP-.

La Corte explicó que se ordenó revisar el caso, pero no en qué sentido fallar y recordó que el Tribunal le negó su libertad, al considerar que el delito de cohecho por dar u ofrecer, por el cual fue condenado, no tiene relación con el conflicto armado.

“La orden emitida por el fallo de tutela fue debidamente acatada por la sala penal del Tribunal Superior de Bogotá (...) al no encontrar admisible la negación de una de las tales prerrogativas con ocasión de un estudio limitado “de las conclusiones expuestas en la sentencia de condena y las demás piezas procesales como pruebas y alegatos de las partes, sin contextualizarlos con la situación por la que la Nación atravesaba (...) equivale una interpretación sesgada que no guarda coherencia”, señala las consideraciones de la sala.

Además, añade que “es un hecho incuestionable la situación de conflicto que vivía el país para aquella época y los esfuerzos del gobierno entonces para luchar contra las Farc y por lo tanto de mantenerse en el poder para dar continuidad a su plan de desarrollo (...) analizada de manera contextualizada la conducta cometida tampoco se haya vínculo entre el punible de cohecho por dar ofrecer y el conflicto armado interno”.

El exministro Palacio fue condenado en 2015 por su responsabilidad en la llamada ‘Yidispolítica’.

El 23 de marzo de 2017 solicitó un cupo en la JEP con el fin de revisar su condena, sin embargo, el juzgado 29 de ejecución de penas le negó la posibilidad, tras considerar que los hechos por los cuales fue condenado no tenían relación con el conflicto ademado. Palacio recurrió a la tutela pero también perdió y el Tribunal Superior de Bogotá negó el recurso en agosto del año pasado.