Cargando contenido

Sabas Pretelt / Foto: AFP


RCN Radio conoció que en las últimas semanas se han intensificado los contactos entre algunos exministros uribistas, asesores de las Farc, políticos y hasta académicos en busca de una fórmula que les permita a los exfuncionarios de la administración de Álvaro Uribe llegar a la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) para exponer sus casos.


Diego Palacio, exministro de Trabajo; Sabas Pretelt, exministro del Interior, y Alberto Velásquez, exsecretario general de la Presidencia, condenados por la llamada yidis-política serían los interesados en que esta puerta se abra y puedan pedir la renuncia a la persecución penal en sus respectivos casos. (Lea aquí: Abogado de las Farc ve como una “posibilidad interesante” que exministros uribistas entren a la JEP)


Ha trascendido que han sido por lo menos 6 las reuniones que han sostenido los exministros en la Escuela de Caballería, al norte de Bogotá, con los asesores de las Farc Enrique Santiago y Álvaro Leyva, y que estos últimos estarían de acuerdo con que se contemple esta posibilidad y se lleven esos casos a conocimiento de la JEP.


Varias fuentes consultadas por RCN Radio dicen que el argumento central para que los exfuncionarios se presenten a la JEP tiene que ver con que la reelección de Uribe fue un acto enmarcado en el conflicto armado colombiano y que, por ello, los delitos cometidos para aprobarla tienen relación directa con ese conflicto y podrían ser revisadas las condenas por parte de los jueces de la nueva jurisdicción de paz.


Así mismo, los asesores de la guerrilla habrían expresado en esas reuniones su interés porque esta posibilidad se concretara. Dicen otras fuentes que el hecho de que allegados a Uribe se sometieran a la JEP le permitiría al sistema ganar mayor legitimidad y credibilidad y que ello le simpatizaría a las propias Farc.