Una nueva denuncia le apareció a la polémica que se suscitó en días pasados por la ley de víctimas y restitución de tierras, que fue ampliamente criticada por el procurador Alejandro Ordóñez y el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie. La advertencia la hizo el senador Iván Cepeda, quien aseguró que hay exparamilitares, cercanos a alias Jorge 40, y ganaderos de la costa norte del país, detrás de una campaña de desprestigio en contra de esta norma. Según Cepeda, el proceso antirrestitución, estaría presuntamente orquestado por “Augusto Castro Pacheco, alias ‘Tuto’ Castro, y Saúl Severini (exparamilitares del bloque norte), la familia Cortina Calanche, una persona conocida como el ‘Mono Bedoya’, Gerardo Orozco (firmante del pacto de Chibolo), así como ganaderos del sector de El Difícil y de San Ángel”. “Hemos visto como previo a las reuniones que han tenido lugar en los días recientes en San Ángel, Magdalena y San Alberto, Cesar, se han venido haciendo otras a la sombra de exparamilitaares y de poderosos terratenientes de la región, se incita a los campesinos de estos sectores que realicen demostraciones públicas contra la restitución de tierras”, manifestó. El congresista afirmó que para financiar la organización de los eventos en donde estuvieron el procurador y el presidente de Fedegán, se hizo una colecta entre los ganaderos de la región. Por su parte el presidente de Fedegán, José Félix Lafourie, en Voces RCN dijo que el senador Iván Cepeda “no tiene ningún fundamente” para denunciar que las críticas que se le hacen a la Ley de Restitución de Tierras son orquestadas por exparamilitares y ganaderos. “Cepeda por lo regular tiene estas acusaciones infundadas. Esos dos personajes, Severini o Tuto Castro, no estaban y no mandaron a nadie a las reuniones que sostuvimos con los campesinos”, dijo Lafourie. Agregó que “me parece un irrespeto con las víctimas que se les pretenda decir que detrás de su presencia lo que había era presiones. De hecho, a mi me impresionó cómo la gente se hizo presente, en moto y en bicicleta, solo con la idea de que sus historias fueran escuchadas. Me parece un atropello con ellos”.