Foto cortesía Policía Nacional

Edgar Andrés Báez falleció luego de ser sometido a varias intervenciones quirúrgicas en el Hospital Simón Bolívar. El uniformado de la Policía Nacional, Edgar Andrés Báez Quintero de 23 años, murió este martes en el Hospital Simón Bolívar luego de permanecer hospitalizado en la Unidad de Quemados por más de 20 días y tras ser sometido a varias cirugías. El oficial llevaba un año y nueve meses en la institución, había egresado de la Escuela de Cadetes Francisco Paula Santander como Administrador Policial. El Subteniente Báez se especializó en la Dirección Antinarcóticos en el curso de Comandos Jungla. En su hoja de vida reposan 40 felicitaciones por su desempeño heroico en varias operaciones en Norte de Santander y en Urabá, en el marco de la operación Agamenón. Báez resultó herido y con quemaduras de primer y segundo grado, luego del accidente del helicóptero Black Hawk de la Policía Nacional el pasado 4 de agosto en la zona del Urabá antiqueño, hecho en el que perdieron la vida 16 personas. El cuerpo sin vida del teniente será trasladado a una funeraria de la ciudad y posteriormente será llevado al centro religioso de la Policía. En el hospital Simón Bolívar permanece el patrullero Juan Carlos Meza Patiño, quien también resultó con quemaduras en el 75 por ciento de su cuerpo y su estado sigue siendo crítico. El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, expresó sus condolencias con los familiares del subteniente y recordó que las víctimas de este accidente fueron ascendidos de grado, lo mismo ocurrirá con el subteniente Báez y sus familias reciben y recibirán todo el apoyo de la institución.