El fallo de la Corte Suprema de Justicia en el que define que las personas que porten más de la dosis mínima no podrán ser judicializadas, abrió también un debate en los sectores políticos. Algunos consideran que la decisión del alto tribunal puede ser un arma de doble filo, ya que podría abrir la puerta a una posible legalización. El representante Efraín Torres dijo que “me parece peligroso el fallo de la Corte Suprema que absolvió a un soldado con más de la dosis mínima de marihuana, este fallo puede ser la excusa perfecta para los jíbaros que venden droga en los colegios, ya que podrían legalizar su negocio”. Y dijo: “No queremos que adictos y enfermos terminen en la cárcel pero hay que buscar un mecanismo expedito para diferenciar a los comerciantes de droga y a los enfermos”. El congresista llamó la atención del Congreso para se legisle sobre el particular y se pongan pautas claras para evitar abusos en el porte de dosis mínima de droga. “No podemos permitir que la puerta se abra y utilicen este fallo para legalizar el mercader de las drogas en Colombia”, añadió.