Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Familiares de soldado muerto en Cauca siguen preguntando por las circunstancias de su deceso

Tan solo veinte años tenía Henry Joaquín Patiño Carreño un jóven soldado profesional de 20 años, adscrito a la Brigada Móvil Terrestre # 37 que cumple labores en el municipio de Morales Cauca, cuando encontró la muerte en extrañas circustancias.

Martín Patiño, padre del jóven y residente aquí en la capital, aún se resiste a creer, luego de tres versiones totalmente diferentes, entregadas por parte de las Fuerzas Militares, que su hijo se haya suicidado con el arma de dotación de uno de sus compañeros, mientras cumplía labores como ranchero en el batallón móvil el pasado 19 de enero.

"Mi hijo era una persona que amaba la milicia, y amaba la vida, estaba esperando salir de permiso para celebrar el año nuevo conmigo".

Según el certificado de defunción, el soldado Patiño pereció producto de tres tiros de fusil en la parte frontal de su craneo.

"Yo solo quiero que me digan la verdad, quiero descansar, mi hijo no se suicidó".

Según versiones de la familia del soldado fallecido, aún no se da un reporte oficial por parte de las fuerzas militares sobre lo acontecido ese 19 de diciembre del año 2012.