Cargando contenido

Diego Felipe Becerra / Foto tomada de Facebook


Constantes amenazas en contra de los sujetos procesales, de abogados, del representante de la Procuraduría y del Fiscal que lleva el caso del joven Diego Felipe Becerra, conocido como el 'joven grafitero', llevaron a la familia a tomar la decisión de pedir medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

"Nos preocupa que se han venido presentando amenazas contra los sujetos procesales, varios policías han venido diciendo la verdad y han colaborado con el proceso, uno de estos policías y el abogado han recibido amenazas muy serias en los últimos días por querer decir la verdad, además se han presentado seguimientos contra los familiares de Diego Felipe, contra el Fiscal y la abogada, por esta razón acudiremos a la CIDH para pedir medidas cautelares sobre lo sujetos y evitar presiones de factores externos", dijo Gustavo Trejos, padre de Diego Felipe Becerra.

Familiares del joven grafitero presentarán ante la Comisión un compendio de amenazas contra el Fiscal, el Procurador y la familia del joven grafitero con el fin de recibir protección y acompañamiento por parte de las autoridades.

Según Trejos, las constantes amenazas han evitado que avance el proceso por la muerte del joven, la persecución ha llegado incluso al punto de que los familiares de Diego Felipe Becerra sean perseguidos en momentos en los que visitan a su hijo en el cementerio.