Cargando contenido



Tras conocerse la condena a 20 años de prisión para el exjefe paramilitar Héctor Germán Buitrago Parada, alias Martín Llanos, por el homicidio del sindicalista Jorge Darío Hoyos, sus familiares afirmaron tener un sentimiento "de sin sabor con la determinación", pues señalan que Buitrago no dijo toda la verdad sobre los presuntos vínculos de los grupos paramilitares con el Ejército y la Policía en Cundinamarca.

Según relata Yesica Hoyos, hija del líder social asesinado, la justicia estableció que el exjefe paramilitar participó en el homicidio de su padre Jorge Hoyos, pero alias Martín Llanos se negó a contar de sus relaciones con miembros del Batallón Sumapaz, además de tener vínculos con uniformados de la Policía Nacional.

"Efectivamente "Martín Llanos" fue condenado por el homicidio de mi padre Jorge Darío Hoyos Franco, pues este es un avance más en la justicia, aunque queda el sin sabor por que él nunca quiso contar la verdad de las relaciones entre ellos y miembros del Batallón No. 39 Sumapaz, además de su relación también con miembros de la Policía Nacional", indicó.

Yesica Hoyos añade que tras el asesinato de su padre, tanto ella como su familia fueron amenazados y obligados a salir de Fusagasugá.

"A mi padre lo asesinaron la noche del 3 de marzo de 2001 en el municipio de Fusagasugá miembros de las autodefensas campesinas del Casanare, del cual hacía parte Martín Llanos, sin embargo, él nunca contó como participaron del atentado miembros del Batallón 39 Sumapaz y de la Policía Nacional. Luego del crimen mi familia y yo tuvimos que salir de Fusagasugá por amenazas", señaló.

Ahora las investigaciones se centran en el exmiembro de inteligencia del Batallón del Ejército con sede en Fusagasugá, se trata de Fredy Espitia, quien al parecer participó en las amenazas y el posterior desplazamiento de la familia de Jorge Hoyos de ese municipio en el año 2001.

Actualmente se le adelanta un proceso penal ante un juez de Bogotá, y la Fiscalía lo acusó del delito de desplazamiento forzado, por el cual podría pagar una considerable condena de prisión.