Cargando contenido



Convertido en uno de los DJ (disc jockey o 'lanza discos') más exitosos del norte de Italia, las autoridades sorprendieron a un colombiano a quien se le buscaba por sus nexos con el narcotráfico y con las bandas criminales.

Según la investigación Fernsterbein Fernando Ramírez, nacido en San Andrés Islas, no solo poseía un destacado compendio de las mejores mezclas de música electrónica que se escuchaban en las mismas fiestas a las que asistían actores y deportistas famosos de esa zona de Europa.

Según las autoridades en Colombia, Fexter, como era conocido por los amantes de las fiestas, también tenía una circular roja de la Interpol que señalaba sus vínculos con la organización criminal de 'Los Mellos', una de las fichas de la banda 'Los Rastrojos', en esta isla del Caribe colombiano.

De acuerdo con los documentos que hacen parte de esta investigación, luego de las numerosas capturas contra los líderes de ‘Los Rastrojos’ en 2013, Ramírez decidió huir hacia Europa intentando evadir a la Policía. Sin embargo, el seguimiento continuó esta vez con el apoyo de las autoridades internacionales hasta que lograron establecer su paradero.

"Esta fue una operación que se desarrolló durante un año y dio como resultado la captura en Udine, Italia, de Fernando Ramírez, quien frente a las autoridades tiene asuntos pendientes por los delitos de concierto para delinquir, fabricación, tráfico y/o porte de armas de fuego o municiones, secuestro simple y tentativa de homicidio agravado", señaló el coronel Juan Carlos Gómez, Jefe de Interpol en Colombia.

Pendientes con las autoridades internacionales

La Interpol en Roma también abrió una investigación que aún no concluye en contra del DJ colombiano. El cargo es narcotráfico, pues las autoridades creen que gracias a los dividendos obtenidos con esta actividad ilegal, Fexter había logrado consolidar una importante industria de la música y la promoción de fiestas.

Lo que sorprendió a las autoridades es que, al parecer, al señalado delincuente se le salió de las manos su condición de famoso y eso terminó siendo la clave para establecer su paradero y su posterior captura.

"Eso es parte de la ingenuidad de este ciudadano, seguramente creyó que yéndose para Italia podía estar oculto, pero paradójicamente se hizo visible con esa actividad a la que se dedicó", puntualizó el coronel Gómez.