Cargando contenido

Inicialmente, en un comunicado firmado por 'Secretariado mayor conjunto de las Farc', el grupo guerrillero aceptó la autoría del ataque terrorista ocurrido en Pradera (Valle del Cauca), que dejó una persona muerta y más de 50 heridas.

"Hemos indagado durante varios días acerca de su autoría, razón de nuestra tardanza en pronunciarnos, llegando a la conclusión de que en efecto la orden partió del mando de una de las unidades que componen el Bloque Móvil Arturo Ruiz de las FARC-EP", indica el documento.

El comunicado señala que las Farc rechazan este ataque. "situación que conduce a nuestro reproche abierto y a la aplicación de los correspondientes correctivos disciplinarios", dice

El grupo armado violento señala que no se tenía previsto afectar a la población civil.

"Los responsables jamás tuvieron la intención de ocasionar algún daño a la población civil no combatiente, lo cual no excluye su responsabilidad por la falta de previsión de los efectos contra ella que pueden ocasionarse con ese tipo de acciones", puntualiza.

Por otro lado, en una carta abierta el jefe máximo de las Farc, Rodrigo Londoño Echverri (alias 'Timochenko'), reconoce el derribamiento de un helicóptero por parte de unidades conjuntas de las Farc y el ELN, ocurrido el pasado 9 de enero en Anorí (Antioquia).

"El aparato derribado el 9 de enero por unidades conjuntas de las FARC y el ELN en el área rural del municipio de Anorí, que el alto mando militar prefirió atribuir a cualquier otra causa para evitar que se conociera el desplome de su plan de desembarcos de tropas a distancia", indica el comunicado.

El primer hecho violento se registró el pasado 16 de enero, pocas horas después terminara el cese el fuego unilateral decretado por las Farc.

El ataque al helicóptero registrado en Antioquia, ocurrió durante ese de hostilidades.