Joaquín Gómez, delegado de esa guerrilla, afirmó que le parece coherente que el Presidente Juan Manuel Santos se haya dado cuenta que es imposible firmar la paz el próximo 23 de marzo. Al comparecer hoy ante la prensa, Gómez dijo que "nos parece que el presidente Santos ha actuado con objetividad, y es lógico que si el dijo que no hay condiciones para el 23, estamos de acuerdo en que fijemos otra fecha". De otro lado, el vocero de las FARC señaló que las zonas de ubicación que fueron aprobadas en la Ley de Orden Público en el Congreso de la República todavía no han sido definidas en la mesa de conversaciones en La Habana, "eso tiene que ser una cuestión consensuada y hasta ahora no se ha llegado a acuerdos sobre eso". Agregó que el hecho que el Uribismo haya dado su voto para aprobar dicha ley, "no es de extrañar, la gente independientemente de lo que sea pues tiene o tendrá un momento de lucidez, aunque sea en la vida". Además, en un comunicado leído por el propio Joaquín Gómez, señaló que las FARC exigen transparencia en el manejo de los fondos de paz. "No necesitamos planes de contingencia para la paz , necesitamos un nuevo Plan de Desarrollo para la paz, ligado a la resolución de los puntos pendientes de la agenda y la pronta incorporación de lo acordado en La Habana al ordenamiento jurídico", puntualizan las Farc.