Por: Jefferson Beltrán Neira.
En La Habana, Cuba, sede de los diálogos de paz que adelantan el gobierno y las Farc, el grupo guerrillero reveló que exigirá en la mesa de negociación el desmonte del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad). Rodrigo Granda, integrante de la comisión negociadora de las Farc, también insistió en que el Estado debe concederles territorios especiales tras la eventual firma de un acuerdo de paz y que en estos no deben tener presencia las Fuerzas Militares. "La condición básica de seguridad resultará de su necesaria desmilitarización y del reconocimiento de su capacidad de autorregulación no armada" Señaló Granda. Las Farc hacen este pronunciamiento en momentos en que de manera inusual se ha extendido el cierre del ciclo número 43 en el que las partes buscan un acuerdo en el punto que tiene que ver con las víctimas del conflicto armado.