Un informe dio a conocer que hubo desvinculación informal de menores en al menos tres departamentos.

Niños Farc
Colprensa

La Organización de las Naciones Unidas denunció en su informe anual de Derechos Humanos, revelado la semana pasada, que la antigua guerrilla de las Farc no entregó a todos los menores reclutados irrespetando el proceso de desvinculación de estos.

Según el informe, la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos dio a conocer que la extinta guerrilla entregó, hasta el 31 de diciembre de 2017, a 135 menores de edad (75 niñas y 60 niños). 

También se conoció por parte de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos que hubo una "desvinculación informal de niños antes del proceso formal al menos en Cauca, Caqueta y Meta".

"El Acuerdo y el derecho internacional de los derechos humanos obligan a respetar el principio del interés superior del niño en su proceso de desvinculación de las FARC-EP. No obstante, hasta el momento no se ha respetado en su totalidad este principio", asegura el informe.

Algunos menores de edad regresaron con sus familias tras desvincularse pero no cuentan con acceso a la salud y a la educación, dice el informe, argumentando que ese fenómeno "es frecuente en las zonas rurales de Colombia".

Los menores que acudieron a centros de separación-desvinculación cuentan con mejor acceso a estos dos derechos pero están alejados de sus comunidades y sus familiares, asegura el texto.

Según la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos "es necesario garantizar la plena implementación del Acuerdo para mejorar la situación y garantizar el respeto de los derechos de los niños cuando regresan a sus familias".

En el informe también se conoció que menores fueron reclutados y utilizados en zonas " donde operan exmiembros de las FARC-EP". El ELN y otros grupos armados también los están reclutando.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido