El Gobierno ya tiene listo el acto legislativo para la implementación de los acuerdos de paz que será radicado este martes en el Congreso de la República, y que propondrá la creación de una comisión legislativa para darle vía libre a los acuerdos, además de facultades extraordinarias para el Presidente de la República. En la reunión que sostuvo el mandatario Juan Manuel Santos con los partidos políticos quedó claro que en la mencionada comisión legislativa no estarán presentes los delegados de las Farc y que una eventual participación de los guerrilleros en la misma, estaría condicionada a que entreguen las armas. Por ahora, y según lo plantea la iniciativa, esta comisión tendría representación sólo del Gobierno y de todos los sectores políticos representados en el Congreso. Su función sería aprobar las reformas constitucionales, las leyes estatutarias y ordinarias que se necesiten para poner en marcha los acuerdos de paz. Estas normas se aprobarían en tan sólo dos debates y el procedimiento funcionaría de la siguiente manera: 1. Aprobación de la ley por la comisión legislativa de paz. (Primer debate) 2. Dicha ley pasa a Congreso en pleno. Si es reforma constitucional, el Senado y la Cámara la deben estudiar y aprobar por separado. (Segundo debate) 3. Revisión de la ley por la Corte Constitucional: El acto legislativo propone reducir en una tercera parte los tiempos establecidos para la revisión constitucional de las normas, con el fin de que puedan entrar en vigencia lo antes posible. De igual forma, el acto legislativo le otorgaría facultades al presidente Juan Manuel Santos para dictar decretos con fuerza ley que no tengan necesidad de pasar por el Congreso. Según fuentes del Gobierno, estas facultades se podrían implementar en temas relacionados las discusiones sobre el punto agrario y el de las drogas ilícitas. De igual forma, quedó claro que la implementación de los acuerdos de paz será un proceso posterior al de la refrendación de los mismos. Es decir, la comisión legislativa de paz y las facultades para el mandatario no se pondrán en marcha hasta tanto la ciudadanía haya avalado los acuerdos con las Farc. Aunque aún no se ha definido el método que se utilizará, el Gobierno no ve con malos ojos la idea de un plebiscito. Sin embargo, no estaría de acuerdo con que ese mecanismo de participación ciudadana sea obligatorio para la ciudadanía, por lo que se pensaría en una posible reducción del umbral que actualmente está en 50%. Aún está por definirse de qué manera se conformará la comisión legislativa, pero el Gobierno y la Unidad Nacional le está apostando a que también tenga asiento la oposición.