http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/ceseunilateralJul20.mp3

La guerrilla ordenó a sus filas cesar las ofensivas contra la fuerza pública, pero aclaró que no está obligada a "dejarse golpear" y que están en su derecho de defenderse.

Las Farc ordenaron de manera formal la suspensión de acciones ofensivas contra las Fuerzas Militares y la infraestructura a partir de este lunes 20 de julio. "Comunicamos a todos nuestros Bloques, Frentes, Columnas, Compañías y demás estructuras político militares, al igual que a las milicias bolivarianas y populares y estructuras subordinadas, que a partir de las 00:00 horas del 20 de julio próximo rige la orden de cesar toda acción de carácter ofensivo contra las fuerzas armadas del Estado y la infraestructura pública y privada", dice el comunicado. La guerrilla recordó que esta decisión se tomó obedeciendo a un llamado de los países garantes, Cuba y Noruega, y acompañantes Venezuela y Chile. "Esto constituye un serio compromiso de nuestra organización, de cuyo cumplimiento estricto somos responsables cada uno de los mandos e integrantes de las FARC-EP", dice la guerrilla. De acuerdo con el comunicado, esta medida es un paso más hacia el desescalamiento del conflicto armado. Sin embargo, las Farc aclararon que en caso de que los guerrilleros se sientan atacados podrán defenderse. "Ninguna unidad de las FARC-EP está obligada a dejarse golpear por fuerzas enemigas y tendrá todo el derecho al ejercicio de su legítima defensa en caso de ataque", dice el documento. El Frente Amplio por la Paz, el Proceso Constituyente, las iglesias y demás organizaciones y fuerzas interesadas en la veeduría de este cese el fuego serán las encargadas de hacerle seguimiento a la tregua. Estas organizaciones "cuentan con toda nuestra confianza y colaboración", afirman las Farc.